“¿Cuántas otras cosas no habrá hecho el presidente de esta forma?” comentario por @antoniomarvel [periodista]

el
Foto: vivelohoy.com
Foto: vivelohoy.com

Sobre la nota de Aristegui. Está bien hecha y me parece relevante.

Las críticas van en tres sentidos: a) la investigación no es relevante, esperábamos más, b) el plagio en licenciatura no es una tragedia, estaba joven y c) hay problemas mas urgentes.

A la investigación le falta contexto. Lo que muestra es la calidad ética del presidente, un señor dispuesto a todo por su ambición. No es un descuido, en 1984 Peña ya era, con 18 años, militante del PRI. Cuando “estaba escribiendo” la tesis ocupó sus primeros cargos en la CNOP y dos años después de publicada era el tesorero de la campaña de Chuayffet en el Edomex. Le convenía titularse y uno o varios de ese círculo al que frecuentaba le ayudaron para que así fuera, ese es el punto: para estos personajes todo está permitido. ¿Cuántas otras cosas no habrá hecho el presidente de esta forma? Ahí está la “Casa blanca“.

La nota importa porque a un día del inicio de clases, ¿cómo y quién le va a pedir a los niños que sean honestos? ¿Con qué autoridad pedirá a los maestros que acepten una reforma que los evalúa cualitativamente? ¿Qué ejemplo dará el presidente?

Dos subnotas del reportaje me parecen relevantes: 1) el asesor de tesis de EPN, Eduardo Alonso Guerrero Martínez, es hoy magistrado en el poder judicial de la cdmx, ¿Cómo y en qué medida se habrá beneficiado de la amistad con EPN? ¿Cómo y hasta qué punto consintió el plagio de 197 párrafos? ¿Cómo fue compensado? y 2) la relación de EPN con la UP, ¿Cómo y cuánto se ha beneficiado la universidad de ésta? ¿Existen o existieron favores de Peña para facilitar el proyecto del nuevo mega campus en bosque real (o sea con terrenos, permisos, autoridades)?

Dicho esto, me parece absurdo que cuestionen este tipo de periodismo pero les de igual que El Universal o Excélsior publiquen todos los días boletines oficiales en sus portadas. Simplemente incompresible ese rasero.

El periodismo tiene intenciones, el proyecto de Aristegui ha sido trabajar el personaje del presidente y nos ha mostrado dimensiones escalofriantes: la contratación del financiero de un cártel, la compraventa de una casa a un contratista, etc. Esta pieza abona en ese rompecabezas. Quizá el problema no es tanto Carmen sino la falta de espacios para más proyectos periodísticos de este nivel en la prensa.

Por menos que todo esto, en un país democrático, lo conducente es que renuncie el presidente.

Fuente: Antonio Martínez Velázquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s