2 años de gobierno de #EPN, el fracaso es evidente – por Mauricio Freyssinier.

el

DOS AÑOS DE GOBIERNO DE EPN
EL FRACASO ES EVIDENTE
Por Mauricio Freyssinier

Foto: Google
Foto: Google

Se cumplen dos años de que Enrique Peña Nieto tomará posesión del cargo como presidente de la República envuelto en un escándalo de compra de votos, reparto de despensas y gastos millonarios de campaña. Con poco más del 30% de votos del total del padrón éste señor se encumbró en la máxima posición política de nuestro país e inició un mandato donde el privilegiar a las grandes trasnacionales y a la oligarquía nacional ha sido su sello muy particular.
El lema de “Un Nuevo PRI”, parece la mayor mentira que se ha dicho en muchos, pero muchos años. La víbora es la misma, cambió de piel pero siguió siendo la misma víbora ponzoñosa de antes. Mientras las instituciones electorales avalaban su triunfo “inobjetable”, la izquierda electoral comenzaba una de sus mayores fracturas y la derecha panista se conformaba con ser parte mediática del circo que se avecinaba. El Pacto por México firmado pocos días después de la toma de protesta de Enrique Peña Nieto fue la señal de lo que en los siguientes meses sucedería en el Poder Legislativo. El plan siniestro de Carlos Salinas de Gortari, aquel plan que se quedó a medias –vender la nación entera- hoy lo podría realizar sin el menor obstáculo.
La dirección nacional del PRD encabezada por Jesús Zambrano, sin consultar a las instancias de gobierno del partido y mucho menos a la militancia, signo el Pacto y con ello también el inicio del fin para el PRD. Dicha firma provocó la salida de Andrés Manuel López Obrador y de muchos de sus seguidores. La corriente Nueva Izquierda del PRD opto por la sumisión al Ejecutivo con tal de conservar las prebendas para sus cientos de “empleados” que ocupan cargos. Esta crisis de la izquierda sin lugar a dudas permitió al gobierno de Peña Nieto fortalecerse, pues no tenía ya ninguna oposición verdadera, el PAN se conformó de nuevo con ser comparsa y esperar que dentro de 70 años le vuelvan a concesionar la presidencia de la República.
A partir de la aprobación de las contrarreformas el gobierno de Peña comenzó una caída libre de grandes proporciones, un primer año de gobierno con acuerdos entre los grupos parlamentarios, pero con grandes descontentos sociales. La lucha del magisterio como primera piedra en el zapato del “flamante” chico televisa. Una reforma laboral, que quita conquistas de los trabajadores para privilegiar el trabajo poco remunerador realizado por horas y sin ninguna prestación u obligación contractual con el patrón. Una reforma fiscal que controla eficazmente el impuesto cautivo de los trabajadores que menos ganan, pero que privilegia la condonación de impuestos a los grandes empresarios y a la oligarquía en su conjunto. Una reforma político electoral que justifica el atraco, el fraude, la compra de votos y la pérdida de mecanismos para la defensa del voto. La reforma energética como la cereza del pastel; en donde nos despojan del único ingreso económico que nos ha permitido subsistir por muchos años para privilegiar a las trasnacionales del petróleo y la energía eléctrica con el único fin de hacerse de grandes ganancias y despojar al pueblo de sus riquezas naturales.
Estos sucesos sin duda alguna son los primeros grandes fracasos del actual gobierno, pero más allá de la cuestión de las reformas está también la situación económica que nos hunde cada vez más; nulo crecimiento económico (1.7%), tasas de interés para el ahorrador bajísimas (4.33% anual) , pero para el deudor altísimas (54% anual), desempleo, subempleo, informalidad y por supuesto que devaluación, gasolinazos, inflación, baja en los precios de los hidrocarburos etc. Todo se suma, mientras que la clase política en el poder solo atina a dar mensajes de esperanza que no mitigan el hambre del pueblo.
Para rematar con broche de oro el presente gobierno lejos de bajar los índices de inseguridad que vive la nación los ha incrementado, miles de muertos, 23 mil desaparecidos, secuestros, corrupción policiaca, atracos por doquier, en una palabra inseguridad.
La matanza de Tlatlaya, los desaparecidos de Allende Coahuila, el secuestro y desaparición forzada de los estudiantes de Ayotzinapa, las innumerables fosas clandestinas han provocado que el pueblo, los ciudadanos comunes y corrientes, los mortales, los de a pie hayan llegado al límite y ahora alcen su voz exigiendo justicia, paz, tranquilidad y seguridad para sus familias. Ante el justo reclamo de la sociedad el Estado ha respondido con provocaciones, con detenciones, con tortura, con encubrimiento y hasta con cinismo; han recurrido a toda serie de engaños y hasta han creado leyes para justificar la represión, el espionaje, la tortura y la impunidad para ellos.
A dos años ya es totalmente evidente que han fallado, que no han respondido a las necesidades de todos los mexicanos, que su incapacidad es manifiesta y que no pueden ni deben gobernar este país. A dos años es necesario un cambio en todas las estructuras, no basta con la renuncia del señor Peña Nieto, eso no sirve de nada si no se cambian también las estructuras de poder, los mecanismos democráticos, las instituciones serviles. Es pues, una necesidad imperiosa para salvar a la patria la participación consiente de toda la sociedad en la exigencia de una transformación, la Constitución nos otorga ese derecho a modificar la forma de gobierno cuando ésta no cumpla con el bienestar de la nación. Hoy a dos años no me queda duda alguna el gobierno de Peña Nieto es un fracaso total. ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s