Sillas entregadas por #Sedesol en el #DIF de Sonora, como las que hacen en #Ruanda.

Hablando de las controvertidas sillas de ruedas que entregó la Sedesol a un #DIF en Sonora, en verdad nos parece una cínica burla, el que el gobierno federal haya entregado ese tipo de sillas hechas con material para reciclaje. Todo esto argumentando que cualquiera que necesite de una silla para personas con capacidades diferentes, tenga acceso a ella, según el titular de la Sedesol, Luis Alberto Plascencia Osuna.

Dice el dicho que peor es nada… pero sabiendo de antemano nosotros como ciudadanos, que el gobierno federal no escatima los recursos tratándose de darles comodidades a sus “eficaces” funcionarios de la clase política, en verdad que la entrega de estas sillas NO TIENE NOMBRE, tan solo para darnos una idea:

· Los Diputados reciben como parte de su salario:
Dieta $ 77,888
Asistencia Legislativa $ 45,786
Gestión y Atención ciudadana $ 28,772
Estos montos suman $ 152,446 mensuales cada uno.

Además de contar con un seguro de gastos médicos mayores, cuya suma asegurada básica es de hasta 1,500 salarios mínimos generales mensuales vigentes en el Distrito Federal, aguinaldo equivalente a 40 días de su dieta. Cuentan también con un fondo de ahorro, que consiste de la aportación de hasta 12% de su dieta bruta mensual; seguro colectivo de vida, y gastos funerarios, entre algunas de las prestaciones a las que tienen derecho 1
Cabe mencionar que son 500 los Diputados que tenemos.

· El personal de la Cámara de Diputados:
Jefe de Departamento entre $ 18,668 y $ 31,560
Subdirector entre $ 31,801 y $ 51,900
Director de área entre $ 53,109 y $ 83,789
Director general de cada área que labora al interior de la Cámara Baja entre $ 91,203 y $ 119,220
Contralor $ 122,038
Secretario $ 136,832
Secretario general $ 157,7021
· Los senadores obtienen $ 146,000 mensuales cada uno mas prestaciones, siendo 138 de ellos en la cámara.
· Cada uno de los consejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) ganan a partir del 24 de Febrero del año 2009, la módica cantidad de $ 330,000 mensuales entre sueldo, bonos y prestaciones. 2
· De la Suprema Corte de Justicia de la Nación:
Los Ministros $ 347,000
Consejeros de la Judicatura Federal $ 337,000
Magistrados del Tribunal Electoral $ 343,000
Magistrados de Circuito $ 200,000
Jueces de Distrito $ 176,0002
· El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación $5’989,489 más otros $5’892,777 anuales por ser a la vez el presidente del Consejo de la Judicatura Federal, lo cual suma de $11’882,266 pesos anuales brutos.3
· Las pensiones y prestaciones de los cinco ex presidentes aún cuando Ernesto Zedillo renunció a su pensión vitalicia tiene un costo de $259’115,269 anuales, lo que representa en promedio un monto de 51 millones 823 mil pesos anuales por cada uno.
Además de la protección para los ex titulares del Ejecutivo incluye 78 elementos de las fuerzas federales para cada uno de ellos:
10 oficiales
6 jefes
1 general
48 de tropa
22 elementos de la Armada
45 elementos del Ejército
8 de tropa
13 elementos de la Fuerza Aérea

Esto habla que el trabajo de la clase política así como sus administraciones y la forma en que distribuyen los recursos para la ciudadanía, está al nivel de países que tienen problemas extremos de desnutrición y pobreza en la mayoría de sus habitantes. Uno de esos países, es y ha sido por muchas décadas Ruanda…muchos de nosotros hemos oído y visto incluso películas, sobre la grave situación de pobreza y violencia por la que pasa este bello país africano (para alla vamos), nada más lean esta nota del pasado Marzo de este año, sobre sillas de ruedas con material de reciclaje, hechas por diseñadores catalanes para abaratar costos, ya que obvio en esos países la pobreza es extrema en gran manera como ya lo mencionamos, y no se tienen los recursos con que otros países cuentan. Pero eso si, aquí en México, tenemos al hombre más rico del mundo, así como se pueden comprar aviones de más de 9 mil 750 millones de pesos, mejores que los de un príncipe árabe o incluso el Air Force One donde viaja Barack Obama, presidente de los E.U.A.

Ya sabemos, si… ya sabemos que muchos van a decir que, “que bien nos quejamos” “que no sabemos hacer otra cosa” “que nos pongamos a trabajar” y que “el cambio empieza en uno…”, ¿Que les podemos decir? No están ustedes para saberlo, ni nosotros para contarlo, pero siempre tratamos de ser mejores ciudadanos y ayudar a nuestra comunidad, ayudar en lo posible a que este sea un mejor lugar para vivir, tanto para nosotros como para nuestros prójimos, pero nunca hemos visto a alguien cambiar por este motivo, será el sereno… pero eso si… como lo mencionamos unos párrafos antes, vamos derechito y sin mucho esfuerzo, a la misma condición de países como Ruanda.

¿Será que estamos divagando demasiado o tendremos un poquito de razón? ¿Ustedes que opinan?

 

Publicado el 14.03.2012 en DISEÑO Y ARQUITECTURA

Sillas-de-ruedas-plastico-1
Imágenes: Josep Mora.

Por Petz Scholtus.

Las sillas de ruedas son costosas y muchas veces inaccesibles para las personas del Tercer Mundo. Este problema llevó a los diseñadores catalanes Josep Mora y Clara Romaní a fabricar sillas de ruedas utilizando otras sillas más económicas que pudieran conseguirse en cada localidad.

Actualmente, la pareja se encuentra en Ruanda para poner a prueba su idea e impartir seminarios que involucren a los usuarios finales de esas sillas dentro del proceso de producción.

Sillas-de-ruedas-plastico-2

Para reducir el costo de las sillas de ruedas en los países en desarrollo, los diseñadores sugirieron utilizar las “ruedas” de las sillas de ruedas convencionales, ajustando a éstas las sillas que se consiguen localmente, tales como las sillas de plástico o de madera.

En el taller de Inkuru Nziza ya se están probando varios modelos diferentes con pacientes del hospital vecino de Gatagara.

Sillas-de-ruedas-plastico-3

El objetivo consiste en reducir lo más posible el costo de las sillas de ruedas. Comprando únicamente las ruedas y reciclando el material disponible localmente para terminar el producto, los costos se reducen dramáticamente. Para asegurarse de que el usuario aprenda a reparar el producto, éste es invitado a participar en la fabricación de su silla de ruedas en un taller local.

El personal del hospital también es entrenado para fabricar sillas y continuar con el trabajo cuando los diseñadores regresen a su país.

Sillas-de-ruedas-plastico-4

Tal vez estas sillas no sean tan cómodas como las sillas de ruedas convencionales, ¡pero sin duda alguna serán mucho mejor que nada!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s